Un Tipo de Yoga Para Cada Yogi

Si has decidido indagar en el mundo del yoga o si ya eres yogi y cada día desenrollas tu esterilla para ponerte en contacto contigo mismo, probablemente te habrás dado cuenta de la cantidad de tipos de yoga que se ofertan a lo largo de diferentes estudios.

Intentar entender la diferencia entre todas estas modalidades o tipos de yoga no es fácil, por ello, en este post intentaré explicarte cuál es el enfoque de cada una de las diferentes disciplinas y en dónde radica la magia de cada una de ellas. Con un poco de suerte podré guiarte en la elección que se adecue más a tu personalidad yogi.

Tipos de Yoga - Estudio de Yoga en Costa Rica

Cuando comienzas a practicar por primera vez en un estudio de yoga la mayoría ofrecen una semana de introducción en la que básicamente por el precio de una sola clase, tienes acceso a todas las clases de manera ilimitada, durante una semana. Mi consejo es que en esta semana acudas a tantas clases como tu agenda y tu cuerpo te lo permitan. Si el estudio ofrece diferentes tipos de yoga, trata de probar más de uno para que de esta manera puedas comparar y ver con qué modalidad te identificas más. La idea que obtengas en esta primera semana será muy generalizada, escucharás diez mil y un beneficios diferentes por parte de profesores y yogis, pero sin duda, de esa semana podrás concluir si tu cuerpo y tu mente están preparados para estar colgado en el aire o no (Aero Yoga), si te mola o no estar sudando a más de cuarenta grados (Hot Yoga) o si lo tuyo son o no realizar saludos al sol (Flow Vinyasa- Ashtanga- Hatha).

Una vez decidas qué es lo que más te gusta, esto no significa que no alternes tu práctica con otros tipos de yoga pero mi consejo es que al menos durante tus seis primeros meses, te enfoques en una sola disciplina. La repetición de ciertas posturas o secuencias realizadas en cada clase te ayudará a que veas con mayor facilidad cómo tu cuerpo progresa, cómo se está desarrollando para poder realizar cada una de esas posturas con mayor agilidad, destreza y flexibilidad. La dedicación a una disciplina en concreto te ayudará a crear esa conciencia corporal tan necesaria que permite que cada día lleves tu práctica a un siguiente nivel y que después podrás aplicar a las futuras disciplinas que quieras practicar, porque créeme, una vez comiences a ver las cosas increíbles que tu cuerpo puede hacer a través de yoga, vas a querer practicar una cuantas disciplinas más.

Estilos de Yoga en Berlin

En mi caso, yo entré en contacto con el mundo del yoga a través de Bikram Yoga o Hot Yoga. La primera vez que entré en la sala con una temperatura de 40 grados y 40% de humedad, mi mente rápidamente y precipitadamente dijo “esto no es para ti” pero en mi semana de introducción acudí 6 días seguidos a clase y al final de cada una de ellas, el silencio que experimenté en mi mente fue una experiencia tan nueva y poderosa que no indagué más, comencé a practicar cuatro veces a la semana.

Las transformaciones en mi cuerpo las percibí desde la primera semana. Mi cuerpo era capaz de realizar las posturas con mayor facilidad y aprendí a distribuir mi energía a lo largo de la clase a través de mi respiración. Mi profesora guiaba cada inhalación y cada exhalación y con ella aprendí a respirar con conciencia y para mi beneficio.

La práctica de Bikram es una disciplina muy particular dentro del mundo del yoga, la secuencia que se repite en cada clase y el diálogo que la acompaña es muy específico y ello me ayudó a tener un tremendo control de mi cuerpo y una gran precisión en mis movimientos. Si quieres aprender el cómo y el por qué, te aconsejo leas este post Hot Yoga: las sutilezas que el sudor no deja ver, estoy segura de que te ayudará a entender mejor esta práctica y puede que incluso te animes a ir a una clase de Hot Yoga!

Una vez entendí que había adquirido tal capacidad de control sobre mi cuerpo, comencé a acudir a diferentes clases de vinyasa, yin yoga y más tarde aero yoga. En todas pude comprobar como mi cuerpo y mi respiración se adaptaban para poder ejecutar cada uno de los nuevos movimientos. Los afrontaba desde una conciencia diferente y con cada clase comprobé que era capaz de realizar posturas que nunca antes había hecho con mayor facilidad.

Hot Yoga - Tipos de Yoga

Para ponerlo de manera simple, en cada uno de estos estilos de yoga habrá unas posturas que trabajes más que otras pero en realidad muchas de las posturas son muy similares, generalmente con ligeras variaciones. Las principales diferencias son el tiempo que se mantiene cada postura o asana y la manera en la que se pasa de una postura a otra. En Vinyasa Flow por ejemplo, se realizan muchos saludos al sol, en Bikram se acude a la postura de la montaña y en Ashtanga, a pesar de que también realizan mucho saludos al sol, su salto es la particularidad que más obsesiona a sus yogis.

La ejecución de la asanas no ha sido nunca el fin del yoga en sí mismo. La realización de asanas y de diferentes ejercicios de respiración persigue un único fin: preparar el cuerpo y la mente para la meditación. Es por ello, que las posturas de Hatha Yoga las verás en Yin Yoga, Hot Yoga y Power Yoga. La clave está en disfrutar de cada una de las posturas y experimentar qué sensaciones se despiertan en tu cuerpo con cada una de ellas, es lo que te llevará al momento presente, es lo que te llevará a entender por qué el yoga es tan beneficioso, es lo que te transformará en una verdadera Yogi.

Sin olvidar lo hasta ahora dicho, aquí te comparto una lista resumida con una breve descripción de los estilos de yoga más populares que se ofertan hoy en día:

Hatha Yoga

El Hatha yoga es uno de los estilos más tradicionales y del cual derivan mucho de los diferentes estilos de yoga que a continuación veremos. Cada postura se mantiene durante varias inhalaciones y exhalaciones, por tanto se adquiere mucho control de la respiración y ello ayuda a desarrollar mucha fuerza física y mental. Es una buena práctica para nuevos yogis ya que el ritmo es más lento y ayuda a entender cómo realizar cada postura antes de saltar al siguiente nivel.

Vinyasa Yoga

Si bien el Vinyasa deriva del Hatha yoga esta modalidad de yoga implica un mayor esfuerzo físico. El vinyasa requiere un conocimiento de yoga previo ya que las clases son mucho mas dinámicas y es preferible conocer la ejecución de las asanas. Se salta de postura a postura de una manera más rápida ya que el movimiento varía de inhalación a exhalación. En la transición entre una y otra postura se realizan los conocidos saludos al sol lo que añade un reto físico aún mayor que te tonificará todo el cuerpo.

Estilos de Yoga - Vinyasa Flow

Ashtanga Yoga

En muchas ocasiones el Ashtanga y Vinyasa son considerados como un mismo tipo de yoga. Ambos tienen un gran enfoque en la ejecución de las posturas que van incrementando en dificultad. La principal diferencia entre ambas modalidades radica en la serie de Ashtanga. El Ashtanga tradicional se practica a través de una serie en la que cada postura se realiza en un orden específico. En cada clase por tanto se realizan las mismas posturas en el mismo orden y a medida que la práctica de cada yogi avanza se pasa de nivel, la serie cambia y con ella la exigencia física que es aún mayor.

Power Yoga

Va muy de la mano del Vinyasa aunque éste es practicado en muchos gimnasios y en ocasiones se añaden pesas de 5 kg máximo para incrementar el aspecto físico.

Bikram Yoga

Prepárate a sudar desde el primer segundo que pongas un pie en la sala. Una sala acondicionada a 40 grados y 40% de humedad. Las posturas, todas derivadas del Hatha yoga, se suceden en un orden específico. 26 posturas en cada clase y dos ejercicios de respiración. El reto es aprender a lidiar con el sudor y aprender a respirar adecuadamente para poder ejecutar cada postura. El Bikram Yoga o Hot Yoga cada día atrae a más yogis y es que la sensación tras la clase es de tal relajación mental y física que engancha. Sudarás lo que no está escrito y saldrás renovado de cada clase. Es una práctica completamente compatible para yogis principiantes ya que ayuda a adquirir mucha conciencia corporal.
Aprende más acerca de este modalidad Hot Yoga: las sutilezas que el sudor no deja ver

Kundalini Yoga

Es un estilo de yoga más espiritual y muy enfocado a equilibrar los chakras. Se realiza a través de la práctica de posturas, de la realización de diferentes ejercicios de respiración y el canto de mantras.

Yin Yoga

En su aspecto físico el yin se enfoca más en la flexibilidad que en la fuerza. La mayoría de los estilos de yoga más populares hoy en día tienen un componente físico muy fuerte y con ello se tonifica la fuerza muscular. El Yin Yoga se centra en recuperar el rango de movimiento perdido, es decir, se trabaja en la flexibilidad. Las posturas son en el suelo ya que se está en cada una de ellas unos 5 minutos. Ello con el fin de traspasar la capa del músculo, la cual se va relajando y así poder trabajar a niveles más profundos donde el movimiento se ha agarrotado.

El Yin Yoga no sólo es apto para todo tipo de yogis, si no que es recomendado para todo yogi y deportista ya que es un complemento ideal para poder equilibrar fuerza y flexibilidad.

Si sientes curiosidad por esta fascinante modalidad de yoga aquí lo entenderás todo mucho mejor Cómo el Yin Yoga equilibra tu práctica de Yoga

Aero Yoga

Tan sencillo de explicar como su nombre indica, yoga en el aire. En esta modalidad las posturas no se realizan en una esterilla ya que ésta es reemplazada por un columpio. Las clases están divididas en diferentes niveles para poder ser más accesibles a nuevos yogis. Se realizan mucha inversiones asistidas por los columpios lo que ayuda a trabajar mucho el sistema linfático.

Tipos de Yoga - Acro Yoga

Acro Yoga

El Acro Yoga también es conocido como Yoga en Pareja. Es una práctica dinámica y muy divertida que requiere de mucha comunicación y confianza. Un yogi es la base mientras que el otro yogi es el volador. La base asiste al volador y el volador es el que realiza las diferentes posturas de yoga. En este caso, el yogi base se convierte en la esterilla donde se realizan las posturas. El equilibrio cambia, la fuerza se incrementa y las figuras que se logran son muy bonitas. Si bien las clases están divididas en diferentes niveles, el conocimiento de yoga previo ayuda mucho al comenzar la práctica de Acro Yoga.

Vinyasa, Ashtanga, Yoga en Calor, Yoga con velas, Power Yoga, Yin Yoga, Acro Yoga, Yoga en Silencio, Yoga en familia, Yoga en Pareja, Yoga en una silla… la lista es extensa pero el objetivo es el mismo, disfrutar haciendo lo que te gusta. A por todas Yogi!

By | 2017-06-03T15:56:10+00:00 September 23rd, 2016|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment