Cinco Razones Por Las Cuales Tú También Querrás Ser Yogi

Cada vez somos más lo yogis apasionados que vamos con una sonrisa en la cara y una esterilla colgada en la espalda camino a una clase de yoga. Una clase de yoga nos ayuda, como cualquier otra clase de cocina, aerobic o piano, a desconectar del mundo exterior para poder conectarnos con nuestro propio mundo. Nos proporciona una hora exclusivamente para nosotros mismos de las 24 que tiene el día.

En un mundo en el que el estrés es una enfermedad crónica los beneficios que conseguimos a través de todo hobby son notablemente mentales. Tras una hora de plena dedicación a hacer lo que más nos gusta, salimos más relajados, con una mente más despejada y más contentos. En el caso del deporte, estos beneficios mentales se unen a los beneficios físicos derivados de la actividad que hayamos elegido realizar.

Alrededor del deporte suele generarse un estilo de vida más saludable. El ejercicio físico se ve recompensado por una dieta equilibrada y viceversa. El cuerpo y la mente se ven rejuvenecidos gracias a una vida activa en contraposición al deterioro que sufrimos cuando llevamos una vida sedentaria.

Ve a Un Clase de Yoga y Ser Yogi - Soy Yogi

Todo es una cadena positiva y por ello debemos aprender a mantener esta actitud ante la vida. Y es aquí donde esa clase de yoga a la que vas cada mañana te va a ayudar. La clase de yoga al igual que la clase de piano hace que desconectes, el yoga al igual que andar, correr o nadar te irá generando ciertos hábitos que inviten a un estilo de vida más saludable, pero, la gran diferencia es que el yoga te enseña a mantener este estilo de vida de una manera permanente. El yoga genera beneficios mentales y físicos, pero también juega un papel muy importante en la parte emocional que tanto nos trae de cabeza muchas veces.

Beneficios físicos, psíquicos y emocionales, todo con sólo aparecer ante tu esterilla. Seguro estás pensando que parece muy fácil de decir pero no tan fácil de conseguir. Bien, si has practicado alguna que otra clase de yoga, es decir, si ya eres yogi, estoy segura de que has empezado a entender cómo va la cosa. Para todos aquellos que todavía no habéis tenido contacto con el mundo del yoga, aquí os doy varias razones por las cuales vosotros también querréis ser yogis.

1. El yoga trabaja en buscar el equilibrio entre la fuerza y la flexibilidad.

No ser flexible no es una excusa para no acudir a una clase de yoga. Esto es como no acudir a tu primera clase de pintura porque tu primer cuadro no será tan valorado como uno de Picasso. Todos tenemos un primer paso que dar. El hecho de empezar a practicar yoga te devolverá parte de tu rango de movimiento perdido, generando más flexibilidad. Hay diferentes posturas de yoga especificas para trabajar en la lubricación de las articulaciones como las caderas y los hombros o para trabajar en el estiramiento de los músculos como los cuadriceps o los músculos de la espalda.

Postura del Puente - Ser Yogi

Por el contrario, puede que lo que quieras es fortalecer tu musculatura y piensas que el yoga es una ejercicio demasiado light para ello. Te invito a que pruebes una sola clase de yoga, una, para después entender lo difícil que es mantener una postura si no se tiene el tono muscular necesario para ello. Piénsalo bien, si alguna vez has visto el entrenamiento funcional de los entrenadores personales en un gimnasio, habrás notado que realizan más ejercicios sin maquinas y sin pesas, es decir, trabajan más con el propio peso corporal de cada uno. Es exactamente lo que hacemos en yoga. Una clase de yoga comprende ejercicios de equilibrio sobre los brazos para fortalecimiento de los miembros superiores, ejercicios de equilibrio sobre una sola pierna para trabajar la fuerza de los miembros inferiores, ejercicios en el suelo para fortalecer la espalda, y, para poder ejecutar todas estas cosas, se va desarrollando una fuerza bestial en el core.

2. El yoga previene posibles lesiones.

Más vale curar que lamentar, dicen los sabios dichos. Digamos que estás más que satisfecho con la actividad física que te apasiona, perfecto, estoy segura de que querrás practicarla durante muchos años más, ¿me equivoco? A los que nos apasiona ver las cosas tan asombrosas que nuestro cuerpo puede hacer, siempre queremos que nuestra maquinaria esté a punto. Pero las lesiones suceden, y es entonces cuando pasamos por un periodo de reposo en el que debemos respetar al cuerpo para que se recupere. Lo del reposo no suena mal si es una decisión propia pero cuando viene impuesto, la cosa cambia.

El yoga ayuda a prevenir muchas de las lesiones ya que muchas de las posturas que se realizan se enfocan en fortalecer la cápsula de diferentes articulaciones y así mismo en fortalecer la unión miotendinosa, es decir, la parte en la que la fascia se convierte en tendón, que es el punto en en el que se producen la mayoría de las lesiones.

Clase de Yoga Para Previene Posibles Lesiones

Si queréis comprobarlo vosotros mismos, es tan fácil como buscar “deportistas que practican yoga” en google para que aparezcan nombres como LeBron James, Maria Sharapova, Shaquille O´Neal o ya tirando más para casa Zidane, Simeone o Cristina Pedroche. Todos proclaman como su rendimiento físico en sus diferentes competiciones es mucho mejor gracias al yoga.

3. El yoga enseña a hacer bien algo tan esencial como respirar.

Parece inexplicable pero a pesar de que respirar es algo automático y vital para nosotros, la mayoría desconocemos cómo realizar una respiración óptima de la cual se puedan obtener beneficios. A todos los yogis que acuden por primera vez a una de mis clases les digo que su único objetivo para esa primera clase es respirar. Todos me miran con cara rara al principio y después, cuando estamos en plena clase recibo otro tipo de mirada en el que me confiesan, sin pronunciar palabra alguna, que ya lo han entendido.

Ser Más Feliz con Yoga

A través de las diferentes posturas de yoga, de diferentes ejercicios de respiración y de la meditación, en yoga aprendemos que la respiración es una herramienta muy poderosa que sincroniza el cuerpo y la mente. Si nuestro cuerpo está exhausto o si nuestra mente está agitada, los yogis sabemos cómo dominar y cambiar la pauta de nuestra respiración para poder calmar nuestro cuerpo y nuestra mente. ¿Genial verdad? Una vez que aprendemos a observar nuestra respiración y que hemos comprado por nosotros mismos el poder de transformación que ésta tiene, los yogis somos capaces de utilizar esta enseñanza tan valiosa en muchas de las situaciones peliagudas de la vida. ¿Estás en un atasco y te estás poniendo a mil porque ya no aguantas más? ¿estás nerviosa porque tienes una entrevista de trabajo o un examen? ¿vas a subirte a un avión y sientes pánico? Todo ello se puede remediar con tu respiración y el yoga es una fuente de sabiduría infinita para entender cómo hacerlo.

4. El yoga permite que te observes y te conozcas mejor.

Mi cadera izquierda se abre más que mi cadera derecha, sin embargo, pateo más fuerte con mi pierda derecha que con la izquierda. Cuando me centro en mi respiración para calmar los pensamientos en mi mente éstos se cuelan en mi cabeza cuando inhalo y no cuando exhalo. Clavo con mayor fuerza mi codo izquierdo en el suelo cuando practico mi pincha mayurasana. Cuanto más yoga practico, más detalles conozco acerca de mi misma. A mi esterilla siempre acudo con una actitud de curiosidad, abierta a sorprenderme de mi misma y una vez lo hago, trato de aprender lo más que puedo para sacar beneficios de ello.

Adquirir conciencia corporal es el primer paso para estar en el tan conocido “Aquí y Ahora”. Y es que, en el momento en el que dejas de estar comprometido al 100% con el momento en el que estás sobre una sola pierna, pierdes tu respiración, tu concentración, tu determinación y caes de la postura.

Ser Yogi para te observes y te conozcas mejor

Una vez le coges el truquillo a lo de observar tu cuerpo, el paso que sigue es aprender a observar tu mente, es decir, aprender a escuchar los pensamientos que tu mente produce como si estuvieras escuchando las palabras de otra persona. De ello aprendes a reírte de ti misma, aprendes a ver cómo y en qué situaciones tu mente genera miedos o inseguridades innecesarias y lo más importante, una vez observas un patrón que se repite, lo evalúas y desde la objetividad, si tú quieres, lo cambias. Es una pócima mágica que te saca de muchos atolladeros surrealistas.

Si estás verdaderamente preparada para conocerte, observarte y dispuesta a cambiar lo que veas que no te sirve, ser yogi es la solución.

Por cierto, si ya has mirado que postura es pincha mayurasana es que tú también quieres ser yogi.

5. El yoga hace que encuentres el lado positivo de cada situación.

Cuanto más practicas estar en el momento presente, empiezas a ver la vida desde una óptica diferente, una en la que no hay tantas complicaciones. Esto te ayuda a aceptar con mayor facilidad lo que quiera que esté pasando en el momento. Que ya vas tarde a un compromiso y justo se te escapa el metro en tus narices, no te cabreas, lo aceptas, sin generar un mayor problema del que es, no dejas que la bola se vaya haciendo más grande y así evitas arruinar toda tu mañana, total, ya no hay nada que puedas hacer, para qué generar más mala energía, cortas por lo sano y respiras profundo.

Aprovechas esos 4 minutos extras para otra cosa, yo por lo general, sigo aprendiendo del mundo del yoga, esta vez a través de Instagram. Y es aquí cuando me doy cuenta de lo afortunada que soy por vivir sumergida en este mundo, porque cuanto más veo cada foto, video y frase que los yogis compartimos, compruebo lo positivos que somos. Te invito a que lo compruebes tu mismo, entra a mi cuenta de Instagram the_soy_yogi o cualquiera de las cuentas que sigo (90% cuentas de otros yogis) y tú también lo entenderás.

En un país en el que comemos y cenamos con el telediario cargado de malas noticias, debemos aprender a equilibrar estos mensajes negativos con otros mensajes que son igual de reales y esta vez positivos. De esta manera nuestra mente poco a poco deja de ir automáticamente a lo negativo. Una de las tantas frases que yo he misma he compartido en mi cuenta reza así “Entrena tu mente para que vea la parte buena de cada situación” y te juro que funciona.

Todo es práctica, tu también puedes ser Yogi.

Be You - Ser Yogi

By | 2017-06-03T15:55:18+00:00 September 10th, 2016|Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment