Beneficios del Yin Yoga: Cómo el Yin Yoga Equilibra Tu Práctica de Yoga

El yoga brinda beneficios terapéuticos. Los Yogis que tienen una práctica regular, sea cual sea el estilo, pueden corroborar esta afirmación, simplemente es así. No hay trampa, la práctica de las posturas o asanas de yoga te enseña a adquirir una conciencia corporal que deriva en la adquisición de un mayor control mental, lo que día a día proporciona el tan anhelado equilibrio entre cuerpo y mente que ayuda a llevar una vida más liberada.

A día de hoy el yoga es mundialmente conocido y mundialmente practicado. Uno de los principios del Taoísmo dice que todo acaba compensándose para alcanzar un equilibrio y en este caso, en un mundo tan desequilibrado como en el que vivimos, el boom del yoga que se está experimentando en estos momentos es un síntoma de que ese equilibrio se está restaurando.

Gran parte de este desequilibrio en el que vivimos viene dado por la occidentalización mundial, por tanto, no es tan disparatado pensar que los estilos de yoga más populares son asimismo los más afines a este estilo de vida. Si bien estilos como el Hot Yoga o Vinyasa Yoga proporcionan claros beneficios de tonificación muscular y relajación mental, estos son dos estilos muy intensos físicamente hablando.

Sin embargo, todo esto representa el curso natural de las cosas en esa restauración del equilibrio. No es posible pasar de un mundo en el que el la OMS cataloga el estrés laboral como una enfermedad de gran gravedad a uno que tenga como hábito meditaciones en grupo en el descanso de media mañana en la oficina. El hecho de que millones de personas estén adquiriendo día a día una práctica regular de yoga a modo de terapia desestresante en lugar de optar por la prescripción de fármacos, indica que vamos por el buen camino. Yogis, estamos cambiando mundo poco a poco.

Beneficios del Yin Yoga Para Todos

Y ahora que los saludos al sol, los perros que miran hacia abajo y los namasté se han convertido en términos aceptados en nuestro vocabulario, es el momento indicado para dar el siguiente paso. El Yin Yoga. En Estados Unidos cada vez son más los centros que están dando cabida a los Yinsters (los Yogis que practican Yin Yoga) y es que ellos han entiendo que, también es necesario equilibrar la práctica de yoga.

Su nombre, Yin Yoga, hace referencia al complemento que representa para los estilos más Yang del Yoga. Yin-Yang. Las posturas se hacen en el suelo, se prolongan por un periodo largo de tiempo y no se busca la alineación correcta del cuerpo. En corto, el Yin Yoga representa la antítesis de lo que hoy concebimos como una típica clase de yoga.

Yogi, ¿por qué deberías practicar Yin Yoga? A continuación te proporcionaré hechos, datos y ejemplos para que te animes a probar una clase.
Para empezar te diré que uno de los beneficios del Yin Yoga ayudará a que mejorares y seas capaz de ir más allá en la práctica tus asanas en Vinyasa, Hot o Hatha Yoga y que además mejorarás la tal anhelada flexibilidad.

Beneficios del Yin Yoga en Park Güell

La limitación en el rango de movimiento se relaciona generalmente con la falta de flexibilidad pero en realidad, la limitación de movimiento se da en la mayoría de las ocasiones por tensiones acumuladas. Los tejidos que oponen mayor resistencia y los cuales nos hacen ser más o menos flexibles: las articulaciones y los ligamentos en un 47%, los músculos y la fascia en un 41%, los tendones en un 10% y la piel un 2%

Con la práctica del Yin Yoga estos porcentajes se ven reducidos. El estrés prolongado que se aplica en los tejidos a través de las posturas hace que los tejidos de tipo yin (fascia, ligamentos y demás componentes de las cápsulas de las articulaciones) respondan de una manera gradual y permanente a su estiramiento.

Los músculos se fortalecen a través de ejercicios de tipo yang en los que se les bombea sangre permanentemente y de una manera rápida (movimientos cortos y repetitivos tales como los que realizamos en Vinyasa o al subir pesas). Los tejidos de tipo yin necesitan ser trabajados de la manera inversa, a través de la aplicación de un estrés prolongado. La duración del estrés ejercido en la zona que se trabaja a través de la asana es la clave para la realineación de los tejidos yin.
Es así como se elimina la tensión acumulada, se crea más espacio y se recupera parte del rango de movimiento que nuestro cuerpo ha perdido tras horas de estar sentados en la oficina o tras horas de gimnasios o 10K tras las cuales no hemos estirado lo suficiente.

Relajarse - Un Beneficios del Yin Yoga

A estos beneficios físicos atribuidos al Yin Yoga se le unen también ciertos beneficios psíquicos.

La mayoría de las veces nuestra mente crea una ilusión, una creencia, un pensamiento o un sentimiento que no es real y el peor de los problemas es que nosotros creemos que sí lo es. El dolor es un buen ejemplo. El sistema nervioso es una herramienta maravillosa de protección ante un dolor potencial pero muchas veces reaccionamos al dolor de una manera más exagerada de lo que realmente estamos sintiendo debido a experiencias pasadas que nuestra mente recuerda. Este es sin duda un buen ejemplo de las limitaciones que nos impone una mente sobreprotectora. La próxima vez que te pegues sin querer contra algo, trata de observar si tu reacción de puro reflejo es algo desmedida y en realidad el dolor no ha sido para tanto.

La quietud es también un muy buen ejemplo. Sin duda alguna, la quietud es el mayor enemigo de nuestra frenética actividad mental. Las posturas de Yin Yoga, como en el Savasana, exigen un gran control mental. Basta con dar la oportunidad a nuestra mente de estar un solo minuto en quietud para que al segundo nos de la orden de rascarnos o tragar saliva. En las clases de Yin Yoga, damos a nuestra mente 5 minutos de oportunidad en cada postura. Es mucho tiempo para observar y aprender acerca de las reacciones de nuestra mente. La experiencia, si te dejas llevar, es muy liberadora.

Observar la manera de actuar de nuestra mente ante situaciones de incomodidad, aburrimiento o placer, nos ayudará a entender su manera de actuar ante muchas otras situaciones de nuestra vida cotidiana. Es por ello que mantener la quietud en las posturas de Yin Yoga es tan importante.

Meditación - una parte del yoga

Todo el tiempo que el Yin Yoga dedica a la observación nos permitirá detectar patrones tanto físicos como mentales. Si detectamos un patrón y vemos que no es beneficioso, lo correcto será esforzarse por cambiar este patrón y crear uno nuevo. Es cuestión de decidir con qué actitud quieres vivir la vida, regando las flores o la mala hierba; generando drama o apreciando lo que tienes aquí y ahora, aferrándote a rutinas que no te gustan o generando nuevos caminos que puede que no sean fáciles pero que hagan que te sientas mejor.

Los beneficios del Yin Yoga son físicos, mentales y emocionales y se trata de una práctica simple apta para todo Yogi. Tú encárgate de llegar a tu esterilla, del resto se encarga tu práctica.

By | 2017-06-03T15:53:05+00:00 October 21st, 2016|Yin Yoga|1 Comment

One Comment

  1. […] entonces si quieres aprender más acerca del este estilo de yoga puedes leer Cómo el Yin Yoga equilibra tu práctica de Yoga o venir a alguna de mis clases en Madrid o a mi Retiro de Yoga en […]

Leave A Comment